Ubicado en la costa oeste de Baja California, el municipio de San Quintín está compuesto por un grupo de bahías, las cuales son el principal atractivo turístico ya que nos ofrecen una variada opción de peces y, sobre todo, la mejor almeja y ostión de Baja California.

La almeja de San Quintín es reconocida por su gran calidad y sabor, de hecho, por décadas ha sido el producto principal de los platillos que se sirven en los restaurantes del poblado.

Todos los días el mar arroja a la orilla de la costa cientos de ejemplares de almejas, este fenómeno es más común en las playas de la zona sur del municipio.

Es por eso que cavar en busca de almejas en las aguas poco profundas de las playas es una de las principales atracciones. Playa Santa María es uno de los lugares más productivos de la región (Recuerda recolectar almejas vivas, son las recomendables para consumo).

Gracias a los ricos nutrientes de las corrientes oceánicas y al fértil suelo volcánico alrededor y debajo de las bahías de San Quintín, las almejas y las ostras se multiplican en grandes cantidades. La mayoría de los lugareños preparan este manjar en caldo, ahumada a las brasas o de forma cruda con limón y chile.

San Quintín es conocido por su suministro interminable de almejas y mejillones gigantes. La “Almeja Pismo” que puede llegar a crecer hasta 15 centímetros, es una de las almejas más grandes y sabrosas de Baja California, por lo cual se considera la almeja representativa de San Quintín.

¡Inicia tu propia aventura, San Quintín te espera!


Fotos tomadas de Internet

X